Las Alas de Ícaro

LAS ALAS DE ÍCARO (EP)

mm:ss
mm:ss
Mientras el viento te empieza a comprender
La luz revive fragmentos del ayer
No hay nada blanco en este atardecer
Sólo el otoño se ríe.

¿A dónde voy, claridad?
¿En dónde estoy?

Un laberinto en plena extinción
Tu vida en jaque y tu cuerpo se encerró
El cielo crece y consuela tu amor
Desde el bosque, el sol te persigue

¿A dónde voy, claridad?
¿En dónde estoy?
Tu corazón de cristal me encandiló.
Carne cruda en la parrilla, de la previa al festín
De nenes con armaduras, maquillaje y bisturí.

¿Cómo puede ser que entregues fruta y placer?
(Comprando sexo en las calles, a bordo del terraplén)
Trabando imposturas pierde gracia y poder
(Poniendo remeras nuevas, mojando el panel).

Huele a hierbas en tu oído, mucha magia y sensatez
Nenas que tocan el cielo y el infierno a la vez.

Con vocablos de dentista trabajan la piel
(Cafeteras y criollas con suspiros de vejez)
Piloteando arcadas nuevas y bichos sin ley
(Condiciones y pastillas hay en su menú).

“Jackys” adentro del auto, cierran puertas del lugar
Cola y vino en la avenida, el muchacho ya tiró.

¿Cómo puede ser que entregues fruta y placer?
(Desfilando su encanto ponen precio al por mayor)
Trabando imposturas pierde gracia y poder
(Descargando la blancura, vírgenes de la ciudad)
Con vocablos de dentista trabajan la piel
(Estudiante de intercambio con aires de violación)
Piloteando arcadas nuevas y bichos sin ley
(Caldo, lodo y a la bolsa, bata y pagaré).
Muchacho indeciso, formal vestimenta, quiso siempre naufragar
De ideas raras y besos en claves, picoteó las calles con sus naipes.
Caminando bares, se jugó las fichas y tocó de su panal
Tango eran sus pasos, magia de vitrolas y echose a navegar.

Valorando siempre toda variedad, con canciones nuevas experimentó
Demostrar que el mundo no era un numeral
Mas quedó bien frito y no resaltó nunca más.

No celebran los barcos, no hay ecos de satisfacción (ya estás muy solo acá)
Árboles y serpientes se mezclan en una oración (no habrá refugio más)
¿Llegarás? No sé si te esperarán todas tus pesadillas viajando en un tren sin parar.

Manejó su vida de morocha a rubia, no le importó si era un primor
De esos mamarrachos tan horripilantes no quedó ni un cachivache.
Pronosticó el día, chamuyó un mensaje, lo vinieron a buscar
Congelado estuvo por pensar en algo que nadie imaginó jamás.

Cocinando informes y un diario extraño, pidió una licencia a esos del montón
Se adueñó del río y también del mar
Pero estaba muerto el recuerdo y su andar.

No celebran los barcos, no hay ecos de satisfacción (ya estás muy solo acá)
Árboles y serpientes se mezclan en una oración (no habrá refugio más)
¿Llegarás? No sé si te esperarán todas tus pesadillas viajando en un tren sin parar.
Muere otro día, nace una canción
Pienso en tus ojos, que brillan al sol
Y hay flores rojas en tu caminar
Acariciando tu sombra, ahí nomás.

Tardes de fuego, rayos de algodón
Y a un ambidiestro le tiembla la voz
Tengo un boleto de alguna estación
Que va directo contra mi ilusión.

Detrás de los faroles puedo observar
Que allí, en tu sonrisa, se enciende el mar.

Ya esta fiesta no puedo animar
Destapo nubes que grises están
Puede la noche llenarse de la arroz
Y tu mirada, un ardiente fogón.

Detrás de los faroles puedo observar
Que allí, en tu sonrisa, se enciende el mar.
Sangrienta la tarde del sol esclavizado
Algo perturbado, amor
Pequeños colores resisten la tormenta
Y un perro hambriento no ladra feliz.

Vivaces pero muy tranquilos vuelan los gorriones
Olvidándose de Dios
Maldita nostalgia que gruñe constante
Y el verde del campo se oxida otra vez.

Mirando el paraíso te puedo volver a encontrar
Tu risa se respira en este apagón
Mi cuerpo escasea, se pierde y y no regresa más
El mar está endiablado pero tu canción me alumbra.

De anillos e ilustraciones que embriagan
Los paisajes con su luz
Silencios molestos en barcos de papel
Tu ternura se escapa zigzagueando a mi ser.

Aunque te reviva en sueños, tu sombra se aleja
En mi frágil despertar
Son fotos del tiempo, tu emoción se congela
Otro cielo anaranjado ruega desaparecer.

Mirando el paraíso te puedo volver a encontrar
Tu risa se respira en este apagón
Mi cuerpo escasea, se pierde y no regresa más
El mar está endiablado pero tu canción me alumbra
Observo y ya no hay nada, nada más que vos y tu piel
Mi imagen estropeada en este aluvión
Sus ojos embrujados no paran de atemorizar
Amanece tu silueta aunque tu voz se me esfume.
LAS ALAS DE ÍCARO (EP)

Info

Año: 2014

LAS ALAS DE ÍCARO es un EP grabado entre los meses de enero de 2013 y marzo de 2014 en los Estudios Búnker Sur, La Marca y Neo Frecuence, en La Plata, BA., Argentina.

Las Alas de Ícaro

Alternativa, Fusion, Rock

Bio

LAS ALAS DE ÍCARO son las formas musicales que nos hacen escapar del laberinto rutinario de estos días, llenos de locura y desorientación. LAS ALAS DE ÍCARO nos ayudan a elevarnos, a encaminarnos hacia a un rumbo y a irnos, de forma ingeniosa y seductora, del ambiente hostil que nos rodea, para mostrar que siempre hay vías de escape hacia lugares que realmente deseamos.

Integrantes:

Guillermo Ghe Centurión (Voz y Guitarra) Juan Crespi (Guitarra) Felipe Román Saint-Jean (Teclado) Jorge Vallejo (Batería) Manuel García Ortega (Bajo) Francisco Tolone (Trombón y Trompeta)